Liderazgo remoto: 8 consejos importantes para el trabajo a distancia

Colaborar de manera virtual ha hecho que el liderazgo remoto para el trabajo a distancia sea una preocupación importante para las empresas.
Awoman working to illustrate article on leadership in remote working by linkedin sales solutions on Unsplash

Trabajar de manera virtual se ha popularizado en los últimos años, ya que ofrece muchas ventajas pero también conlleva varios retos. Para los directivos y supervisores, la coordinación de plantillas distribuidas presenta exigencias diferentes a las presenciales. Así, tener un buen liderazgo remoto es cada vez más importante para que las empresas alcancen sus objetivos.

El liderazgo es la capacidad de una persona para guiar e inspirar a otras, ya sea dentro de una organización, sociedad o equipo. El liderazgo remoto desempeña un papel clave en el éxito y la dirección de una compañía, ya que los líderes deben fijar objetivos alcanzables y proporcionar a sus colaboradores los conocimientos y las herramientas necesarias para lograrlos.

VER TAMBIÉN: Externalización de centros de llamadas: 5 destinos a tener en cuenta

Más allá de saber comunicar la misión, la visión y los objetivos de la empresa para coordinar equipos distribuidos, no hay que olvidar que el liderazgo remoto afecta a toda la empresa. Puede haber retos que superar, como promover una relación positiva entre el trabajo a distancia y la salud mental.

Un líder también tiene la opción de subcontratar a un tercero, como un empleador registrado (EOR), para que se encargue de parte de los recursos humanos de su empresa. Así, mientras el EOR busca y contrata personal calificado de acuerdo con la normativa local, el líder puede concentrarse en la gestión del personal.

Los líderes innatos tienen estas habilidades de manera natural, pero también es posible que cualquiera las desarrolle o mejore aquellas que más trabajo le cuestan. Por ello, estos son ocho consejos para mejorar el liderazgo remoto en el trabajo a distancia y así coordinar equipos distribuidos con menos complicaciones.

8 consejos para mejorar el liderazgo remoto en el trabajo a distancia

Si quieres mejorar tu liderazgo remoto para el trabajo a distancia, sigue estas recomendaciones:

Persona frente a una computadora portátil para ilustrar un artículo sobre liderazgo remoto en el trabajo a distancia de Unplash
La comunicación es clave para el liderazgo remoto

1) Comunícate efectivamente

Las habilidades comunicativas son indispensables en cualquier aspecto de la vida, ya que ayudan a las personas a relacionarse entre sí. En un entorno laboral, comunicarse de manera efectiva es vital, sobre todo cuando se trabaja de forma híbrida o por completo virtual, donde no se ve a la gente cara a cara.

Un líder, al estar a la cabeza de un grupo de individuos con un objetivo común, debe ser capaz de transmitir sus ideas con rapidez y eficacia. Por ello, es indispensable asegurarse de que los mensajes directos y los correos electrónicos tengan un propósito claro y un tono adecuado: evita la tentación de hacer bromas que puedan no entenderse, por ejemplo.

Cuando sea necesario, tómate el tiempo para programar videollamadas, de modo que puedas comunicarte tanto corporalmente como a través de texto. Además, ser claro, empático y saber escuchar también ayudará a cualquiera que coordine o supervise un equipo a mejorar su liderazgo remoto.

2) Ten un plan de trabajo

Cuando se está a cargo de un equipo, seguir un plan de trabajo es esencial, y esto no es diferente cuando se piensa en el liderazgo remoto para el trabajo a distancia. Ya sea de manera semanal, mensual o anual, planificar tus actividades te ayudará a organizar mejor a tus empleados, en especial cuando trabajan desde casa y tienen agendas o zonas horarias diferentes.

El trabajo asíncrono no es fácil de gestionar para todos, pero puedes convertirlo en una gran ventaja con el plan adecuado. Piensa en la mejor manera de organizar el flujo de actividades con personas que tienen horarios diferentes. Un empleado en Europa podría comprobar algo producido seis horas antes por un colega en Asia.

Para operar a distancia con la mínima complicación, es indispensable dedicar tiempo a crear un plan de trabajo, ya que facilitará las futuras responsabilidades del líder, como coordinar a los miembros del equipo, saber qué hace cada uno, el plazo de sus tareas, cuáles son las más importantes y si se están alcanzando los objetivos.

3) Usa bien la tecnología

Las herramientas tecnológicas son esenciales para mejorar el liderazgo remoto en el trabajo a distancia; saber cuáles son las más útiles y aprovecharlas al máximo no sólo mejorará la comunicación entre el líder y sus colaboradores, sino que facilitará todos los procesos de trabajo.

Hay una diferencia entre comprender los elementos básicos de un sistema y saber cómo utilizarlo mejor. La mayoría de las plataformas ofrecen cursos de familiarización en profundidad: aprovéchalos. Mucha gente no lo hace, por lo que acaban usando sólo una fracción del potencial que les permite la tecnología.

Para guiar a un equipo hacia el éxito, un buen líder sabrá utilizar diversas tecnologías, desde el correo electrónico hasta las aplicaciones de videollamada y las plataformas de comunicación y colaboración más populares. No te duermas en tus laureles y mantente atento a nuevas opciones que puedan agilizar tus procedimientos operativos.

4) Sé flexible

La oficina virtual es sinónimo de flexibilidad, y el liderazgo remoto para el trabajo a distancia también debe serlo: desde permitir a los empleados establecer los horarios que más les convengan hasta comprender que muchos rinden más cuando trabajan por objetivos y no con un horario fijo.

Ser un líder flexible no significa ser blando, sino comprender que los miembros del equipo pueden resolver la misma tarea en momentos y condiciones diferentes. A menudo intercalan su jornada laboral con otras actividades personales, como llevar a sus hijos al colegio, cuidar de otros miembros de la familia o acudir a una cita con el médico.

Aquí es donde entran en juego los puntos sobre planificación y comunicación. La clave está en fijar plazos y tener claros los procesos. Asegúrate de que todos sepan que, aunque el horario concreto sea flexible, el trabajo tiene que hacerse en algún momento.

Gráfico de Serviap Global para explicar los 8 consejos para el liderazgo remoto en el trabajo a distancia
Consejos para un liderazgo remoto eficaz en el trabajo a distancia

5) Entiende la diversidad

Hoy día, la contratación internacional es más fácil que hace unos años. Además, ha permitido crear equipos cada vez más diversos, con personas de distintos orígenes, culturas y tradiciones que a menudo ni siquiera comparten la misma lengua materna y utilizan un segundo idioma para comunicarse. El liderazgo remoto para el trabajo a distancia debe tener esto en cuenta.

Comprender estas diferencias como jefe de equipo o empresario te ayudará a crear entornos de trabajo inclusivos y armoniosos, y a aprovechar todas las perspectivas que los empleados pueden aportar para mejorar procesos o hacer crecer la empresa. Diferentes ojos ven cosas distintas, y un miembro del equipo con otra formación puede inyectar un nuevo dinamismo a las normas establecidas.

Asegúrate de mantener la neutralidad y piensa en cómo actuar con sensibilidad cultural. Es posible que desees consultar algo en privado con determinadas personas antes de realizar un anuncio en grupo. Recuerda incluir a todo el mundo de manera proactiva: la gente puede mostrarse tímida o incluso nerviosa al hablar sobre sus diferencias culturales.

6) Adáptate al cambio

Adaptarse al cambio es una habilidad que ayuda a las personas a manejarse cuando surgen problemas para alcanzar determinados objetivos o resolver un problema. Esta competencia es fundamental al dirigir un equipo remoto, en especial con la reciente rotación masiva de empleados y la adopción de procesos para mejorar el teletrabajo.

El progreso suele venir mediante el cambio y de enfrentarse a retos constantes, por lo que para mejorar el liderazgo remoto para el trabajo a distancia es esencial tener esta capacidad, tanto profesional como personal. Te llevará a adquirir nuevas habilidades, ser flexible y guiar a tu equipo hacia el éxito. Cuando un líder se adapta al cambio y lo demuestra, también es más fácil que lo hagan las personas con las que trabaja.

La adaptabilidad puede implicar medidas a corto plazo, como qué hacer si hay problemas con el internet, pero también puede venir con los cambios entre plataformas o la contratación de trabajadores en un nuevo territorio y tener que adaptarse a nuevos horarios, nuevas personalidades y posiblemente una nueva cultura.

7) Promueve el desarrollo

Mejorar el liderazgo remoto en el trabajo a distancia no sólo consiste en saber guiar a un grupo de personas que operan desde casa para que alcancen los objetivos de la empresa, sino también en fomentar el desarrollo personal de estos colaboradores.

Mientras que los entornos de oficina tradicionales son lugares fáciles para promover e impartir formación continua, esto puede ser más difícil a través de videollamadas y reuniones virtuales. Puede que tengas que sugerir cursos y oportunidades a tu equipo o inscribirte y animar a otros a apuntarse. Esto tampoco tiene por qué estar directamente relacionado con tus funciones profesionales.

Hoy día, muchos empleados buscan trabajos que les permitan equilibrar su vida laboral con sus necesidades personales, por lo que el líder debe asegurarse de que puedan realizar otro tipo de actividades, desde las que tienen que ver con mejorar la salud física y mental hasta la realización de cursos o talleres de formación.

8) Trabaja en colaboración

Aunque el trabajo en línea puede parecer más individual y atomizado, formas parte de un equipo. Como líder, tienes la responsabilidad de reconocerlo y recordar a todos su papel en el proceso. Asegúrate de delegar tareas cuando sea necesario y pedir asistencia. Esto ayuda a aplanar la estructura del equipo y a que todos se sientan más valorados.

Aunque el trabajo dentro de tu equipo ocupará la mayor parte de tu tiempo, también será necesario que colabores con compañeros que dirigen otros grupos. Si buscas mejorar tu liderazgo remoto para el trabajo a distancia, no solo es necesario que trabajes con otros líderes dentro de tu organización, sino también fuera de ella.

Por ejemplo, confiar en un tercero, como un empleador registrado (EOR), para que asuma responsabilidades específicas en la gestión de los recursos humanos o la captación de talento de su organización te permitirá centrarte en dirigir con éxito a tu equipo y empresa.

Serviap Global te ayuda a contratar internacionalmente

Serviap Global ayuda a las empresas con soluciones de contratación global en más de 100 países de todo el mundo, que incluyen servicios de EOR / PEO internacional, contratistas internacionales y adquisición de talento para la contratación directa.

Contáctanos para saber cómo podemos ayudarte a ampliar tu equipo internacional sin necesidad de crear una entidad extranjera.

Si te gustó este artículo sobre el liderazgo remoto para el trabajo a distancia, consulta el resto de nuestra cobertura.

También puedes probar la calculadora de salarios de Serviap Global para hacerte una idea de los costes que supone contratar en distintos países.

Serviap Global puede ayudar a sus clientes con servicios EOR en todo el mundo

Contáctanos

Temas relacionados...

Suscríbete a nuestro Newsletter

Comparte esta noticia:

Te puede interesar

¿Te parece bien que las galletas sean opcionales?
Las cookies nos permiten ofrecerle una mejor experiencia y mejorar nuestros productos. Visite nuestra política de privacidad.